Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito

Inicio Consejos Consejos de embalaje

Consejos de embalaje

Durante el transporte, la mercancía debe ser capaz de soportar choques, vibraciones y caídas desde una altura máxima de 1.5 metros. Un embalaje inadecuado puede poner en peligro tu envío, por lo que es importante que sigas una serie de pasos.

Embalaje externo

  • Elige materiales de calidad, rígidos y en buen estado, optando siempre por una caja de cartón o madera, en el caso de mercancías pesadas.
  • Asegúrate de tener un cartón robusto y duradero. La caja debe de ser preferentemente nueva, no usada.
  • La caja debe tener un tamaño apropiado para la mercancía que vas a enviar. Usa un material de relleno para llenar los huecos que puedan ir quedando y evitar que la caja se doble o dañe fácilmente.
  • Las indicaciones de manipulación (frágil, flechas, etc.) no garantizan la seguridad de la mercancía.

Embalaje interno
El embalaje interno protege la mercancía durante su transporte. Un material de embalaje interno debe proteger su contenido de golpes y vibraciones, recuperando siempre su forma original ya que actúa como amortiguador.

Materiales de embalaje interno:

  • Plástico de burbuja: al ser un material flexible permite envolver y protege productos casi de cualquier forma y tamaño.
  • Espuma moldeable: permite formar una cubierta alrededor de cualquier producto. Útil cuando se requiere proteger una pieza especialmente delicada.
  • Papel de embalaje: debe estar bien arrugado y envolver cada artículo con al menos 5 cm de papel.
  • Virutas de polietileno para relleno: ligera y de bajo coste. Tiene la capacidad de resistir a los posibles impactos durante el transporte.
  • Cartón corrugado: dos o más láminas permiten crear una pantalla protectora entre el producto y el contener.
  • Perfiles angulares y protectores: protegen las esquinas de los muebles, puertas, paneles y encimeras de los posibles impactos.

Distribuye el contenido de la caja procurando siempre, en la medida de lo posible, una distribución uniforme. Por ejemplo, cuidar que un extremo de la caja NO quede más pesado que el otro.
En el caso de envío de líquidos permitidos, sellar tapas con cinta o papel film para evitar su derrame accidental.

Cierre y precinto
Cierra y sella tu caja en forma de H. Dibuja una H con la cinta adhesiva en todas las aberturas posibles. Arriba y abajo.
Utiliza una cinta adhesiva reforzada y de calidad. La cinta debe tener al menos 50 mm de ancho. Si la caja tiene ranuras, es importante que las cubras todas con la cinta.
Protege las esquinas con un poco de cartón o plástico que permita distribuir la presión uniformemente y eviten dañar el cartón.

Identificación
Pega la etiqueta de tu envío en un lugar visible. Al recoger, los mensajeros leen el código con el lector de código de barras. Debes pegar etiquetas válidas y eliminar cualquier otra para evitar confusiones.

Un embalaje deficiente podría conllevar a:

  • Daños o deterioro total en la mercancía
  • Retraso en los tiempos de tránsito
  • Riesgos en la manipulación de su mercancía
  • Rechazo automático de cualquier reclamación al seguro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.